barra cookies

martes, 7 de abril de 2015

59 elefantes y una araña

Mi pequeña duerme bastante bien por las noches. Si, lo sé. Soy un afortunado.  El problema es que durante el día debería hacer varias siestas y no las hace, con lo cual llega a estar muy cansada y se pone nerviosa, con lo que no se puede dormir. La pescadilla que se muerde la cola.


El problema se agrava porque coge el gran berrinche y no se calma por más que la acunes. Como yo trabajo pero mi mujer no, ella lo padece todo el día y cuando llego a casa, le doy el relevo acunante para que ella pueda despejarse un poco. Lo poco que una madre puede despejarse cuando oye llorar a su niña.

Y aquí estoy yo con la pequeña en brazos, acunándola de pie, porque si me siento grita más. La parte buena es que hago jogging dando saltitos en el sitio y balanceándome como un tentetieso.¡Falta me hace! La parte mala, es que no se nanas para cantar.

Vamos a ver, conozco las nanas, tengo un cd con unas diez nanas que ya suena a vinilo viejo de tantas veces como lo usamos con mi niña mayor. Pero soy incapaz de cantarlas. Y ya si me pides que además lo haga con cierto ritmo o con cierta entonación… ¡No! ¡El canto no es lo mío!

¿Y qué canto? Porque se supone que hay que cantar algo y además con cierto ritmo para calmarla. He probado a tararear con cierto éxito la Marcha Imperial de la Guerra de las Galaxias, pero solo se me unos acordes…Y me sueno repetitivo a mi mismo.

¿La solución? Aquella vieja canción infantil que dice…

Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña, como veía que no se caía, fueron a llamar a otro elefante. Dos elefantes se balanceaban sobre
La verdad es que es la peor nana que a nadie le hayan cantado en la historia, pero entre eso y el trotecillo cochinero sobre el sitio consigo calmar los llantos, y con un poco de suerte, dormir a mi pequeñaja. Solo espero que mi mujer no me grabe un día a escondidas y termine siendo un video viral en Youtube. “Cantamal en directo”

… 59 elefantes se balanceaban sobre la tela de una araaaaaaaaña…

No hay comentarios:

Publicar un comentario