barra cookies

miércoles, 17 de diciembre de 2014

¡Caca!



Ya os conté no hace mucho que la operación pañal iba bien con el pis pero estaba causando muchos problemas con la caca y mi pequeña se estaba volviendo estreñida a base de aguantar las ganas de hacer caca.


Como solución de emergencia, después de cuatro días sin hacer nada, compramos en la farmacia un “supositorio liquido” de glicerol. Vamos, unas pequeñas cánulas con un depósito lleno de un turbo laxante que hace que en menos de media hora el intestino suelte toda su carga. ¡Y menuda carga!

El alivio fue inmediato y volvieron las ganas de jugar en unos minutos tras la “descarga”. Pero evidentemente es una solución provisional que no puede prolongarse en el tiempo.

Tratamos de aumentar la dosis de frutas y verduras. Pero la verdad es que mi niña come fruta y verdura casi a diario, toma zumos todos los días y procuramos evitar comidas astringentes como el arroz. El problema no es que no pueda hacer caca, es que se aguanta las ganas con tal empeño, que luego la cosa se solidifica tanto que le cuesta salir.

Como pronto vamos a tener otra niña, le dieron a mi mujer una canastilla donde venían las típicas muestras. Entre ellas, las de infusiones de Ordesa. Ya conocíamos las de “Dulces sueños” y la de “Digestiones” y las habíamos usado hasta la saciedad, pero nos encontramos con una que no habíamos probado. Blevit L


Tras darle unas cuantas vueltas, vimos que sirve para aliviar el estreñimiento incluso en recién nacidos. Está hecha a base de extracto de ciruela, kiwi y tamarindo y no parece tener contraindicaciones. Así que ¡a por ella!

El resultado es bastante bueno. Las heces son mucho más blanditas con lo que se facilita la evacuación. Pero lo que es más importante. Son más difíciles de aguantar las ganas de hacer caca. Aunque lo intenta, no lo consigue y poco a poco va viendo que ya no duele como cuando se aguantaba.¡Y que cuando la naturaleza llama...!

La cosa aún no está completamente solucionada, pero creo que vamos por el buen camino. Ya os contaré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario