barra cookies

viernes, 5 de septiembre de 2014

Bomberos

Mi niña lleva un tiempo obsesionada con los bomberos. Bueno, realmente con los camiones de bomberos. Creo que fue desde que en un episodio de Dora Exploradora apareció Red, un camión de bomberos.

El caso es que cada vez que ve un camión grande se le van los ojos detrás y empieza a decir que es un camión de bomberos. Pensé en llevarla al museo de los bomberos que hay en mi ciudad, pero desgraciadamente está cerrado por reformas.


Pues bien como mi mujer va al médico junto a un cuartel de bomberos, alguna vez hemos bromeado con llevarla y decirle a algún bombero si le podía enseñar un camión de bomberos. Y hoy los yayos, benditos yayos, la han cogido y ni cortos ni perezosos se han plantado en un cuartel de bomberos a hacer la pregunta.

Y aquí es donde mi admiración por unos tipos que se juegan el bigote por salvar la vida de desconocidos se junta con el desparpajo de mi pequeñaja y…


Los bomberos han estado jugando un rato con ella, prestándoles su casco y finalmente, no solo la han montado en un “cañon de monmeros” si no que le han puesto la sirena en funcionamiento. Han flipado un poco porque parece ser que eso siempre acaba con llanto del infante, salvo en el caso de mi pequeña y han terminado encantados y diciéndole que volviera cuando quiera.


¡Y yo leyendo la crónica de lo que estaba disfrutando mi enana mientras curraba!

En fin, gracias a los yayos por el buen rato y por supuesto, ¡GRACIAS BOMBEROS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario