barra cookies

miércoles, 6 de agosto de 2014

Mi colección de dibus

Para mí, la reina de los dibujos animados infantiles es Peppa Pig. Todos los padres conocemos sus propiedades hipnóticas para con los más peques de la casa, y le agradecemos el respiro que nos da en el cuidado de los niños.

Pero no solo de Peppa vive el padre. Hay que tener alguna alternativa para cuando nos sepamos de memoria los diálogos de un episodio con solo ver los tres primeros fotogramas. Por eso voy contaros hoy otras series, que aunque no lleguen al nivel de Peppa Pig, entretendrán a vuestros pequeños angelitos.


Una serie que también inculca valores, trae las primeras palabras en ingles y entretiene mucho es Dora Exploradora. También conocida en casa como “la chillona” porque hasta mi niña reconoce con su lengua que trapo que Dora chilla mucho. Además es muy repetitiva, por lo que terminaras odiándola. Aunque proporciona bastantes horas de entretenimiento infantil. Hazte una idea de como terminamos los padres de sufrir esta serie, viendo este gag.



Dibo, el dragón de los deseos es otra alternativa. Las aventuras de éste dragón que concede deseos a sus amigos contienen siempre una buena dosis de valores básicos, como la amistad, el compañerismo. Y además los guiones son muy variados, con lo que se hace agradable de ver.


Pocoyo fue en su momento uno de los mayores éxitos de las series de dibus infantiles. Mi niña llegó tarde a ese éxito, y puede ver un par de episodios. Pero no conecta con Pocoyo, así que no es de sus series favoritas.

Otra serie que le encanta a mi niña es Doctora Juguetes. Una niña que tiene la propiedad de que gracias a la magia de su fonendoscopio puede dar vida a los juguetes que están cerca de ella y ocuparse de sus dolencias, que van desde sordera por exceso de relleno en las orejas hasta curar un rasgón accidental en su peluche favorito, Lanitas. Usa serie que hará que seas perseguido constantemente para hacerte un chequeo, aunque siempre terminaras estando fenomenal. Y es que no hay caso que se le resista a la doctora, ni a la pequeña aprendiz de “totora tutetes” que tengo en casa.


Tickety Toc son las aventuras de Tommy y Tallulah, dos muñecos que viven con otros muchos personajes dentro de un reloj de cuco y que se encargan cada hora de dar el tic-toc. Lo que no les impide vivir entre tanto trabajo muchas aventuras junto a Madame Conleche, la vaca karateca, el tendero Murcielaguez, que tiene nombre de personaje de cómic de Mortadelo y Filemon, o don Manitas. Pero realmente lo que le gusta a mi nena de la serie es Chuchu, un perro-tren que es el encargado de que  Tommy y Tallulah lleguen siempre puntuales a dar la hora.


Los productores de Peppa Pig no han desaparecido del mapa y ahora nos ofrecen una serie de guiones más elaborados pero estética muy similar. Se trata de “El pequeño reino de Ben y Holly”, dos habitantes de un reino en miniatura. Duende el, hada ella, nada impide que estos pequeños jueguen y descubran el mundo junto con Nana Ciruela, el Rey Cardo o el Viejo Duende Sabio. Serie entretenida para los niños y que se deja ver por los padres. 


La última adquisición para mi dibujoteca son los Baby Looney Toons, versión en pañales de los tradicionales Looney Toons. El problema con ellos es que a mi nunca me han gustado. Yo lamentaba en cada episodio que Piolin no fuera devorado por el gato o que el cazador no estofara a Bugs Bunny

Y estos son los pesos pesados de mi colección de dibus. En alguna ocasión os hablare de mi odio a los Osos Amorosos o de La oveja Shaun y su spin-off Timmy time.

No hay comentarios:

Publicar un comentario